Para los atletas, llevar un registro digital relacionado con su rendimiento es vital con el fin de alcanzar la victoria

En el pasado, el entrenamiento deportivo requería un extenso papeleo y un esfuerzo post-práctica tanto del entrenador como del atleta. Mientras el atleta practicaba, se tomaban notas y videos diligentemente y luego se cotejaban en tablas y gráficos que representaban el desempeño de ese atleta.

Después de la práctica, el entrenador y el atleta trabajaban juntos discutiendo los dolores y pensamientos sobre los movimientos físicos que ocurrieron mucho antes. El sistema era agotador, pero funcionaba hasta donde los atletas y entrenadores sabían. Eso fue hasta que la tecnología reciente transformó el campo del entrenamiento deportivo.

Innovación tecnológica en el deporte

La tecnología avanzada se ha vuelto más pequeña, más resistente y menos onerosa en los últimos años, preparando el camino para nuevas oportunidades, especialmente en el atletismo. Ahora los atletas usan sensores que transmiten información en tiempo real a la tableta del entrenador.

El GPS señala con precisión el movimiento, los teléfonos inteligentes mantienen a todos actualizados y la tecnología que se puede usar puede prevenir lesiones. En comparación con las pizarras y las revisiones posteriores a la práctica, la tecnología en el deporte ha aumentado sustancialmente el potencial atlético.

Así mismo, la tecnología está revolucionando el entrenamiento deportivo mediante el seguimiento en vivo de las actuaciones, el perfeccionamiento de los movimientos atléticos, la mejora de la comunicación y la eliminación virtual de las lesiones.

Seguimiento del rendimiento

Mediante el uso de sensores colocados en el cuerpo o en “ropa inteligente” (ropa activa con fibras sensoriales entretejidas), los entrenadores deportivos pueden medir y hacer un seguimiento del rendimiento en tiempo real. Se puede medir casi cualquier cosa sobre el atleta, desde la respiración y el ritmo cardíaco hasta la hidratación y la temperatura.

Estas mediciones en vivo pueden ayudar al entrenador a determinar los aspectos en los que cada atleta necesita concentrarse más. Los atletas son únicos y las mediciones del rendimiento individual en tiempo real pueden establecer una línea de base más precisa y exacta. Durante la práctica, los entrenadores pueden leer las mediciones en vivo y decidir cuándo es el momento de descansar, estirar o entrenar más duro.

Los láseres y el GPS se han incorporado a varios aspectos del mundo del entrenamiento deportivo. En lugar de depender de los tiempos y las divisiones, los entrenadores pueden medir la posición exacta, la distancia, la velocidad y la aceleración de los atletas para comprender dónde pueden mejorar. La identificación de datos más intrincados conduce a un mejor rendimiento con menos estrés y posibilidades de lesiones.

Perfeccionamiento de los movimientos atléticos

Mounir Zok, director de tecnología e innovación de la Comisión Olímpica de Estados Unidos, ha observado cómo la tecnología cambia y moldea los deportes para mejor. Afirma que la tecnología deportiva es tan avanzada que puede crear un “código digital” para ganar la medalla de oro.

Lo que quiere decir es que los datos recopilados y comparados pueden finalmente traducirse en el rendimiento de una medalla de oro. La tecnología ha aumentado la destreza de un atleta simplemente porque magnifica las acciones y eventos relacionados con el rendimiento que no se han visto anteriormente.

Por ejemplo, los ciclistas pueden usar gafas con pantalla de visualización (HUD) que proporcionan de forma impecable información sobre el ritmo cardíaco, la velocidad, la inclinación y otros datos relevantes sobre el ciclismo. Este tipo de métricas ayudan al ciclista a concentrarse y a mejorar, ya que pueden realizar ajustes a mitad del recorrido.

Los nadadores y buzos participan en un deporte extremadamente técnico y también han adaptado los sensores en sus prácticas. Al nadar o bucear, los sensores miden más que las métricas habituales de tiempo y esfuerzo. Mapean los movimientos como la velocidad de rotación, el ángulo de inmersión, el movimiento de las piernas y la hidrodinámica.

La observación de este tipo de movimientos es innovadora y permite a los entrenadores ayudar a los atletas a perfeccionar sus movimientos. Es posible que sólo se reduzcan milisegundos en su rendimiento, pero un milisegundo en una carrera puede ser toda la diferencia.

Optimización de la comunicación

Aplicaciones como YouTube también han mejorado la comunicación durante la formación. Incontables horas de entrenamiento y juegos pueden ser encontrados por cualquiera y compartidos con la misma rapidez a través de YouTube. Para reforzar la educación a través de la visualización de películas o la discusión de jugadas, los atletas y entrenadores pueden subir y ver los vídeos necesarios durante los entrenamientos o en su propio tiempo.

La comunicación se ha mejorado aún más con otras aplicaciones como My Fitness Pal, un diario digital personal de salud, dieta y ejercicio al que se puede acceder desde un teléfono inteligente o un ordenador. Los entrenadores pueden hacer un seguimiento de los atletas revisando su dieta diaria a través de My Fitness Pal, y los atletas tendrán la responsabilidad personal de su entrenamiento. Es similar a un sitio de medios sociales excepto que es específico para el ejercicio y los atletas, entrenadores y encargados pueden interactuar con su información de salud.

Eliminando Lesiones

Quizás el subproducto más importante de la tecnología en el entrenamiento deportivo es que las lesiones han sido severamente reducidas y ahora pueden ser identificadas mucho antes. El seguimiento del rendimiento, el perfeccionamiento de los movimientos y la mejora de la comunicación no sólo son beneficiosos, sino que también ayudan a crear entornos menos propensos a las lesiones. Esto es sólo un vistazo para arrojar un panorama sobre cómo se ha transformado el deporte con la tecnología.