El jengibre, es una raíz oriental con grandes propiedades. Estudios científicos y naturistas de diversa índole, han demostrado que este tubérculo posee nutrientes muy beneficiosos para la salud y para la belleza.  Una de las principales bondades del jengibre es su función adelgazante

Su cualidad termogénica, le permite aumentar nuestra temperatura corporal, acelerando el metabolismo, entre otras múltiples funciones que le confieren una invaluable importancia. 

Si bien es de uso popular y en los últimos tiempos ha ocupado uno de los primeros lugares entre las alternativas naturales para la pérdida de peso, así como uno de los componentes esenciales utilizados por la medicina alopática en sus fórmulas para los mismos fines reductores, no todo el mundo conoce en extenso sus potencialidades.

En este artículo encontrarás todo lo que necesitas saber sobre el jengibre y su uso para adelgazar. Después de leerlo tendrás la plena certeza de que es el aliado que buscabas para reducir centímetros en corto tiempo sin sufrimiento, pues su aroma y el picor de su sabor, si es bien administrado, le darán un toque glorioso a tus días.

Te presentamos una amplia gama de alternativas para el consumo del jengibre que te ayudarán a adelgazar mientras deleitas tu paladar con su exótico sabor y su exquisito aroma oriental. En infusiones, ensaladas, guisos y otras suculentas preparaciones, el jengibre puede ser protagonista a la vez que contribuye significativamente a tu pérdida de peso corporal.

También podrás conocer sus usos en la preparación de mascarillas y cremas de uso tópico que igualmente son geniales para la reducción de la cintura, el abdomen, la papada, las mejillas, los glúteos, entre otras partes del cuerpo donde la grasa suele concentrarse haciéndote lucir con unos kilos de más. 

No deja de ser importante que conozcas sobre el origen de la planta, sus propiedades y demás beneficios para la salud, además de los que aporta al sistema digestivo, así como las recomendaciones y contraindicaciones sobre su uso. Y si te interesa tener tu propia planta de jengibre, aquí te explicamos cómo es el proceso desde su plantación hasta su cosecha

De igual forma, si la adquirirás en el mercado, será importante que conozcas sus condiciones idóneas para el consumo, así como esos otros alimentos con los que puedes combinarlo, para que, cuando vayas de compras, no pierdas la oportunidad de adquirirlos y así comenzar a disfrutar de las maravillosas recetas a base de jengibre que aquí te dejamos. 

propiedades del jengibre
Contenidos ocultar

¿Qué es el jengibre?

El jengibre, es un bulbo de origen oriental, de la familia zingiberácea, pariente de la cúrcuma y el cardamomo. Su nombre científico es Zingiber officinale. Desde tiempos remotos, es utilizado como especia en el arte culinario, y con fines medicinales para lo purificación del organismo, particularmente para la depuración de toxinas, como esa grasa corporal que causa sobrepeso.  

El cultivo de jengibre se origina principalmente en tierras tropicales y subtropicales asiáticas, siendo la India su principal productor. También se reconocen importantes cultivos de jengibre en ciertas regiones africanas, así como en Jamaica y Brasil. En Perú es conocido como Kion y es ampliamente cultivado y usado en la gastronomía.

Sea en su condición pura o en sus variantes, el jengibre se puede utilizar entero, en trozos, pulverizado, deshidratado, encapsulado, diluido en agua y otras soluciones acuosas. Como alimento ha sido parte de grandes platillos: Consomés, estofados, salteados, marinados, así como de postres: galletas, gelatinas, helados, granolas y demás manjares de la cocina asiática, pero también de otras latitudes. 

Una de las formas como suele ser consumido el jengibre es en té o infusiones. En este artículo te presentamos variadas formas de preparar tan deliciosas bebidas, sobre todo las que son recomendadas para adelgazar y para otros procesos de purificación de la sangre, los riñones, el intestino y el hígado, partes de nuestro organismo que realizan funciones claves y que no pueden descuidarse cuando de perder peso se trata.  

Sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, le confieren enorme poder curativo. Es una fuente de vitamina B6, potasio, fosfora, magnesio, cobre, y folatos. Del jengibre se aprovechan sus aceites esenciales: el gingerol y el shogaol, fundamentales en la absorción de nutrientes y en la eliminación de desechos del cuerpo. 

Propiedades  y usos principales del jengibre

Además de las propiedades del jengibre que contribuyen a combatir la obesidad y ganar una figura esbelta, su riqueza vitamínica y mineral, le otorgan un alto poder curativo y preventivo ante ciertas afecciones. Es uno de los mejores antioxidantes, antiinflamatorios y antisépticos de los que nos provee la naturaleza. Aquí te ofrecemos un listado de sus otros usos para la salud:

  • Alivia los problemas respiratorios, contribuyendo a la expectoración, el alivio de la tos seca, los dolores de garganta y demás malestares causados sea por un resfriado o por complicaciones de mayor alcance, mejorando la circulación sanguínea
  • Previene enfermedades cardiovasculares
  • Es un gran diurético, purifica los riñones, reduciendo el riesgo de formación de cálculo renal
  • Es un depurativo hepático ideal, que ayuda a prevenir el hígado graso
  •  Reduce los reumatismos y artrosis, debido a sus propiedades antiinflamatorias. Asimismo alivia los dolores menstruales
  • Es un excelente antiácido y antiflatulento
  • Combate y previene problemas gastrointestinales 
  • Ayuda a disminuir los riesgos de la diabetes 
  • Previene problemas cancerígenos del aparato reproductor femenino y del sistema digestivo, especialmente, los de ovarios y colon
  • Potencia la libido con sus cualidades afrodisíacas
  • Contribuye a aliviar los tránsitos depresivos
  • Contrarresta la acción de la prostaglandina, reduciendo el padecimiento de neuralgias
  • Combate las náuseas, los vómitos, el vértigo y el mareo, reforzando la energía vital
  • Reduce el estrés y por tanto el envejecimiento prematuro al disminuir la producción de la hormona cortisol
beneficios del jengibre

Adicionalmente, el jengibre es altamente apreciado en el mundo de la estética corporal, debido a sus propiedades embellecedoras. Y es que no solo se trata de un excelente adelgazante, sino de un importante cómplice de nuestra piel, en tanto que:

  • Es un perfecto hidratante de para la piel
  • Reduce la hinchazón de los ojos y combate las ojeras
  • Ayuda a prevenir y reducir las arrugas
  • Es un excelente exfoliante natural
  • Combate la caída del cabello y ayuda a su crecimiento sano y fuerte
  • Es un magnífico aliado contra la despigmentación de la piel

Si te interesa conocer cómo preparar cremas, tónicos y mascarillas muy sencillas a base de jengibre y otros componentes naturales, sigue leyendo este artículo. Te sorprenderá lo fácil, rápido y efectivo de cada uno de estos tratamientos de belleza con jengibre y podrás realizarlos a la par de tu proceso para perder peso, para así consentir tu cuerpo plenamente.

Usos del jengibre para adelgazar

Lo que hace del jengibre uno de los aliados naturales principales cuando de perder peso se trata, son sus cualidades antioxidantes y antiinflamatorias, así como su capacidad para acelerar el metabolismo y contribuir al mejor funcionamiento muscular

Sea como parte de una dieta balanceada, ingerido solo, o aplicado sobre el cuerpo, sin duda el jengibre hace un trabajo asombroso en corto tiempo. Por una parte, es ideal para evitar los excesos alimenticios, ya que al consumirlo, ayuda a controlar el apetito sin arriesgar la salud. Por otra parte, contribuye a la reducción de la grasa corporal. 

Su incidencia en el Síndrome Metabólico es crucial. Es por esta razón que contribuye a perder peso sin que esto signifique el desarrollo de nuevas complicaciones para la salud. Al respecto, los reportes científicos más amplios se hallan en The Annals of the New York Academy of Sciences.

Según esos estudios, al acelerar el metabolismo de tu organismo, se reduce el riesgo de: hipertensión arterial, aumento de la glucosa y elevación de los triglicéridos en la sangre, así como la disminución del HDL o colesterol bueno en el mismo fluido sanguíneo, y el exceso de grasa en la región abdominal.  

Pero ¿como hace el jengibre su trabajo reductor?, pues justamente, al mantener equilibrado el sistema circulatorio, evitando que la grasa y el azúcar se acumule en la sangre, es decir, previniendo la hiperglucemia y la hiperlipidemia, mientras mantiene los niveles de lipoproteínas o colesterol bueno, mejora la presión arterial y reduce el envejecimiento de celular, al aligera el estrés oxidativo.

jengibre

Cuando es consumido, el jengibre activa los jugos gástricos, con lo cual se previene la fermentación de los alimentos en su tránsito por el aparato digestivo. De esta forma contribuyen al drenaje adecuado que debe realizar esta parte del organismo, evitando la acumulación de grasas y otras toxinas que propician la obesidad. 

Adicionalmente, el jengibre es un perfecto digestivo, por lo que no se trata nada más de un buen acompañante o protagonista de las comidas, sino una excelente planta para té o infusiones que se consumen como sobremesa para aligerar el procesamiento de los alimentos y evitar la producción de gases o cólicos

Otra enorme bondad de consumir jengibre como sobremesa, es que reduce el apetito, ya que produce sensación de saciedad, por lo que disminuye el consumo de otras calorías en postres y demás caprichos del paladar que suelen aparecer entre  una y otra comida.

Otra gran ventaja del consumo de este rizoma, es que disminuye la liberación de cortisol que es la hormona que produce el estrés, contrarrestando así la acumulación de grasa en la región abdominal. En la misma medida, coadyuva en la producción de la hormona leptina, que es sintetizada en el tejido adiposo y recibida en el hipotálamo, y que cuando se libera en exceso influye considerablemente en la ingesta de alimentos, siendo un factor determinante de la obesidad. 

Y lo mejor de todo es que mientras se consume para combatir el sobrepeso o para reducir algunos centímetros, el aporte de vitaminas y minerales al organismo que vienen contenidos en la raíz de jengibre fortifican el sistema inmunológico, esa defensa que naturalmente tiene nuestro cuerpo para protegerse de agentes infecciosos. 

Recomendaciones y Contraindicaciones del jengibre

Recomendaciones:

El jengibre tiene un sabor picante y un aroma intenso. Por esta razón se recomienda que su consumo sea moderado y que se combine con otros alimentos que puedan contrarrestar la sensación de picor o hacerla más tolerable. 

También será importante por supuesto, administrar muy bien la cantidad de jengibre que se usa, para no exagerar y causar efectos adversos. Se recomienda consumir entre 1 y 4 gramos de jengibre diario, dependiendo del peso de la persona. 

Como todos los productos naturales, debe ser usado con precaución, evitando los excesos. Pero en general, lo importante es identificar muy bien este rizoma y disfrutar de sus bondades, sabiendo además que lo ideal es su uso frecuente y no esporádico, bajo las dosis recomendadas.  

Realmente es una planta muy noble, con muy bajo nivel de toxicidad, casi nulo, lo que hace confiable su consumo. Si se suministra en exceso el efecto que causa está relacionado especialmente con el aumento de la temperatura corporal, originado por la aceleración del metabolismo. No obstante, hay que ser cuidadoso si se padece de problemas arteriales o de coagulación sanguínea.

Es importante notar las diferencias entre usar el jengibre fresco, entero, y su versión pulverizada. Se aprovechan más sus beneficios mientras más puro se utilice. Por ello es recomendable contar con su propia planta de jengibre o aprender sobre cómo conservar la raíz en caso de que sea comprada. En este mismo artículo te damos recomendaciones sobre ambas alternativas.

Debe dosificarse muy bien el consumo de jengibre en los niños, pues ya ellos se encuentran en plena etapa de desarrollo, se corre el riesgo de alterar su sistema metabólico si no se administra correctamente. Adicionalmente, su sabor picante puede ser muy menos tolerable por niños que por adultos. Se recomienda consultar al pediatra antes de administrarlo por primera vez. 

otras ventajas del jengibre

Contraindicaciones:

Lo primero que debe corroborarse es si existe riesgo de alergias al jengibre, sea a través de pruebas con especialistas en alergología, en caso de tener algún antecedente, o simplemente, haciendo ensayos cuidadosos con pequeñas dosis, sea que va a ser consumido o aplicado en la piel. 

No es común que este tubérculo produzca reacciones alérgicas, pero debe prestarse mucha atención si se observan inflamaciones del tracto gastrointestinal tras su consumo, o si se presenta enrojecimiento u otro tipo irritaciones en la piel después de su aplicación.

Ciertas personas en condiciones especiales deben evitar el consumo de jengibre ya que puede causar efectos indeseables. Deben suprimirlo de su dieta las personas que sufren de hipertensión arterial y de problemas de coagulación sanguínea, sobre todo si están medicadas. Es incompatible con aspirinas, por ejemplo, ya que puede correrse el riesgo de hemorragias.

Tampoco es recomendado el consumo de jengibre por personas que tienen úlceras en el estómago, cálculos biliares, problemas de hemorroides, sangrado menstrual abundante u otro trastorno hemorrágico severo. Sin embargo, lo más recomendable es siempre contar con alguna orientación médica en estos casos.

Las mujeres lactantes o embarazadas tampoco deben consumir jengibre con frecuencia. Aun cuando no se han demostrado efectos adversos sobre la madre o el feto, antes de utilizarlo, es recomendable consultar a su obstetra. Asimismo, deben consultar a un especialista los pacientes diabéticos, ya que el efecto del jengibre sobre la glucosa es determinante.

Quienes toman medicamentos para la depresión o la ansiedad, deben consultar a su médico tratante si el uso del jengibre es apropiado, debido a la interacción de sus componentes fitoquímicos con los de su tratamiento.

Las personas que van al volante con frecuencia, deben estar atentos al consumo de jengibre en exceso ya que puede causar somnolencia. También quienes trabajan con maquinaria pesada, o los deportistas de alta competencia.

El consumo excesivo de jengibre, además de aumentar la temperatura corporal, puede producir ardor estomacal, distensión abdominal, diarreas y acidez estomacal.

¿Cómo consumir el jengibre para perder peso?

Si te has propuesto adelgazar y deseas hacerlo disfrutando de los beneficios del jengibre, no puedes perderte las siguientes recetas. Son preparados sencillos, de fácil y rápida elaboración, además que de seguro te deleitaras con los sabores y aromas que se combinaran y harán más gustosa la experiencia.

Para adquirir el jengibre seguro podrás recurrir al supermercado, a una tienda naturista, un herbario o hasta a una farmacia, todo dependerá de la presentación en la que desees obtenerlo. Puedes ir por unas capsulas de jengibre, pero mucho mejor si lo adquieres fresco y haces tus propias preparaciones. 

Lo importante es que la raíz de jengibre no sea tan pequeña, que no tenga moho y su concha se vea sana. Luego puedes transformarla: la rayas, pulverizas, deshidratas o simplemente troceadas y la conservas en el refrigerador, en el congelador o a temperatura ambiente. Ya te daremos algunos tips sobre su conservación para que no pierdas ni una pizca de esta maravillosa planta tuberosa. 

Otra cosa que debes tener muy presente es que ninguna receta es mágica. Ciertamente son muy efectivas, pero requieren de constancia y disciplina. Esto quiere decir que si consumes las bebidas esporádicamente o solo un día aislado, es menos probable que veas cambios efectivos a corto plazo. 

jengibre para infusones

Además, lo más idóneo es que acompañes el consumo de jengibre en alguna de las presentaciones que aquí te recomendamos, con alguna rutina de ejercicios, que no tiene que ser de alto impacto o muy intensa, solo alguna actividad que te ponga en movimiento. Asimismo, es importante que lleves una dieta balanceada, que moderes el consumo de azúcares y carbohidratos, siempre pensando en cuidar tu salud.

Agua fresca de jengibre

El agua, como el jengibre acelera el metabolismo, ayudando así a perder grasa y a liberar otras toxinas del organismo. Por lo tanto, es una de las mezclas perfectas si se trata de perder peso. 

Ingredientes y preparación 

El agua de jengibre se prepara con 4 o 5 rodajas de esta raíz, aunque también pueden ser 2 cucharadas en polvo o rallado por cada litro de agua fría. Lo puedes preparar la noche anterior, para que el agua absorba mejor las propiedades del jengibre. Lo ideal es ingerir un vaso de agua de jengibre en la mañana, preferiblemente en ayunas y luego, durante el día, tomar no menos de 0,5 litros. 

Té o infusión de jengibre

El té o infusión de jengibre es una bebida caliente. Tiene las mismas propiedades del agua de jengibre, solo que por ser caliente es más concentrado y la sensación para el paladar es diferente, pues el jengibre potencia su sabor cuando se somete a la alta temperatura de la cocción. 

Ingredientes y preparación 

Se prepara usando las mismas proporciones que el agua fresca de jengibre, es decir, 4 a 5 rodajas de la raíz o 2 cucharadas en su versión en polvo o rallado. También puede colocarse 2 cm de jengibre en 200 mililitros de agua. Luego se pone al fuego hasta que hierva y se deja a fuego lento tapado por unos 9 minutos. Se deja reposar y se cuela antes de ser ingerido.

Jengibre con rodajas de limón

El limón y el jengibre hacen un excelente equipo. Ambos aceleran el metabolismo y son efectivos antioxidantes, además de potenciar el sistema inmunológico de nuestro organismo y contribuir a la eliminación de toxinas, especialmente las del sistema digestivo. Y el limón aporta además vitamina C.

 Esta bebida puede consumirse caliente o fría, dependerá especialmente de las condiciones climáticas, pero también del gusto de cada paladar. Tendrás un litro de limonada para tomarla caliente o fría durante el día. 

Ingredientes y preparación 

Con un litro de agua, 4 gramos de jengibre en polvo o rallado y 4 limones, podrás preparar una suculenta limonada fría o caliente. Lo que debes hacer es exprimir los limones y mezclarlos con el agua y el jengibre. Si lo vas a tomar frío, ponlo en el refrigerador por unos 30 minutos y luego consúmelo en el transcurso del día. Verás que es sumamente refrescante.

Si deseas tomar la limonada caliente, lo ideal es que el zumo de limón y el jengibre lo mezcles con el litro de agua a temperatura ambiente y cuando lo vayas a tomar, lo coloques primero al fuego, lo dejes hervir y luego reposar por unos minutos para disfrutar de su sabor y agradable aroma. Puedes colocarle miel para darle un plus dulce a esta magnífica bebida.

Jengibre y berenjena

Una mezcla perfecta para perder peso es el jengibre y la berenjena, ya que por su alto contenido en fibra, activan el intestino, elimina toxinas, generan sensación de saciedad y funcionan como un buen diurético.

Ingredientes y preparación

Con una cucharada de jengibre rallado o pulverizado, una taza de berenjena con cáscara en trozos y 250ml de agua fría, obtendrás esta bebida purificadora. Solo debes llevar todo a la licuadora y si deseas darle un toque diferente puedes colocar un poquito de ralladura de limón. Tómalo al ritmo que desees.

Jengibre y pepino 

Esta es una bebida ideal para consumirla en la noche, una media hora antes de ir a la cama. El pepino hidrata y refresca, por su alto contenido en líquido. Además es de bajo valor calórico y de alto contenido de fibra, por lo que ayuda enormemente al proceso de adelgazamiento y mejora el trabajo del sistema digestivo. 

El pepino, como el jengibre, es antiinflamatorio y muy saludable para el cerebro. Verás que también hacen un buen trabajo juntos, combatiendo el estrés y el insomnio. 

Ingredientes y preparación

Si mezclas una cucharada de jengibre rallado con 1 pepino picado en trozos (sin semillas), más 300 ml de agua. Une todo en la licuadora hasta que observes que se forma una mezcla homogénea. Prepáralo justo antes de consumirlo. 

Jengibre y cúrcuma

Estas dos raíces tuberosas son excelentes aliadas para ayudarte a perder peso. La cúrcuma, como el jengibre, tiene altos poderes antioxidantes y antiinflamatorios, fortalece el sistema inmunológico del organismo, la producción de hormonas necesaria y mejora significativamente la circulación. 

Tu cuerpo sin duda se sentirá renovado en corto tiempo con esta exótica bebida a base de rizomas con gran potencial para la salud. No pierdas de vista además que son dos excelentes especias, muy populares en la comida asiática.  

Ingredientes y preparación

Utiliza para esta preparación una cucharada de jengibre rallado o 6 rodajas del mismo, 500 ml de agua y 2 cucharaditas de cúrcuma en polvo. Primero llevamos a cocción a fuego medio la mezcla de agua y jengibre y cuando hierva, incorporar la cúrcuma y lo apagas inmediatamente. Lo dejas reposar alrededor de 10 minutos tapado. Y ¡listo!, puedes consumirla durante el día en pequeñas porciones. 

jengibre en té

Jengibre y piña

Para días de mucho calor, la combinación de piña y jengibre es una de las alternativas más refrescantes. La piña es altamente rica en fibra y además contiene bromelina, que es la enzima que ayuda a la digestión de proteínas.

Ingredientes y preparación 

Lo que requieres es una piña, un trozo de jengibre no mayor a 4 cm y hielo. Coloca en el vaso de la licuadora primero el jengibre y la piña troceada, puedes agregar un poquito de agua si no quieres que quede tan concentrado. Lo licuas hasta que lo observes bien procesado y luego agregas el hielo. 

Obtendrás un jugo granizado ¡perfecto! Podrás agregarle menta si quieres darle otro toque especial. Si no te agrada la textura de la fibra, puedes colarlo antes de incorporar el hielo, pero trata de exprimir al máximo la pulpa para recuperar todo el zumo de la fruta. 

Jengibre y canela

La canela termogénica como el jengibre, además de otro estupendo aliado para reducir la grasa corporal. La canela también es ideal para controlar la glucosa. Junto al aroma de la canela el jengibre potencia su espléndido olor, lográndose una exquisita mezcla. 

Ingredientes y preparación 

En una olla o tetera, coloca 1 litro de agua, una rama de canela y 1 cucharada de jengibre rallado o 5 rodajas del mismo. Ponlo a fuego medio hasta hervir. Luego retíralo del fuego, tápalo y déjalo reposar. Esta bebida se ingiere caliente. Tómalo durante el día

Jengibre y menta

La menta es otra buena aliada para la activación de la circulación sanguínea, relaja los músculos, combate dolores de cabeza y alivia problemas estomacales como la acidez, siendo un excelente digestivo. Con su agradable aroma, la menta llena de frescura el paladar, y junto al jengibre resulta mucho mejor la experiencia degustativa. 

Ingredientes y preparación 

Utiliza media taza de menta fresca y 4 ó 5 rodajas de jengibre, más 500ml de agua. Llévalo a ebullición, déjalo reposar y cuélalo. Puedes tomarlo frío o caliente, y si prefieres suavizar el sabor, coloca un poco más de agua. Disfrútalo durante el día.

Jengibre y pomelo

El pomelo tiene grandes propiedades al igual que el jengibre. Juntos equilibran el apetito, ya que el primero lo abre y el segundo lo reduce. Las cualidades cítricas de pomelo son antioxidantes. Su carga de ácido fólico ayuda a producción glóbulos blancos y rojos y a la producción de anticuerpos del sistema inmunológico.

Además del acido cítrico, el pomelo contiene ácido málico, tartárico y oxálico, que son los que activan el apetito, a la vez que mejoran el funcionamiento del aparato digestivo y aportan beneficios al sistema hepático. Adicionalmente, el pomelo contribuye a regular el colesterol y previene problemas cardiovasculares.

Ingredientes y preparación 

Necesitas tener a disposición: 10 gramos de jengibre, 500ml de agua y 180 gramos de pomelo pelado. Puedes agregar limón y miel de abeja o castaño a tu gusto. Licua todos los ingredientes hasta que observes que la mezcla es homogénea. Consúmelo a tu gusto durante el día. 

Jengibre y té verde

Las propiedades digestivas que aporta el té verde son muy significativas. Unido al jengibre hacen un buen trabajo en tu organismo para ayudarte a perder peso. Puedes tomarlo frío o caliente, antes o después de las comidas.

Ingredientes y preparación

Solo requieres preparar el té verde como lo haces convencionalmente y agregarle una pizca de jengibre en polvo o rallado, realmente la cantidad dependerá de tu gusto. 

Jengibre y Jamaica

La flor de Jamaica, como el jengibre, tiene grandes propiedades antiinflamatorias, además de ser relajante y vigorizante a la vez. Puedes disfrutar de esta bebida fría o caliente según sea de tu agrado y de acuerdo a la temperatura ambiental.

Ingredientes y preparación 

Prepara un rico té o una bebida refrescante con media taza de Jamaica seca y 1 cucharadita de jengibre rallado. Mézclalo con agua, llévalo al fuego y déjalo hervir. Luego lo llevas a refrigerador si lo deseas frío o le colocas hielo. También puedes ponerle limón. 

Jengibre y zanahoria

La zanahoria es una excelente aliada del organismo, en tanto que ayuda a desinflamar y perder grasa. Además, con su betacaroteno, contribuye a la salud de la piel y de la vista. Junto al jengibre, la zanahoria deja como resultado una bebida espléndida en la que se mezclan sabores dulces y picantes. 

Ingredientes y preparación

Puedes rallar 1 o 2 zanahorias sin cáscara, o meterlas en un extractor junto a un trozo de jengibre no mayor a 4 cm. Luego lo mezclas con 1 vaso de agua. Si prefieres, puedes mezclarlo con zumo de naranja en sustitución del agua. Cuélalo y refrigéralo por unos 30 minutos o agrega hielo para hacerlo más refrescante.  

Jengibre y Naranja

El sistema digestivo y el metabolismo se activan significativamente si les consientes con un jugo de naranja y jengibre. Aportarás a tu organismo minerales, vitaminas y antioxidantes ideales para los riñones, el hígado, el aparato respiratorio y el intestino. Lograrás deshacerte de toxinas y adelgazar con gusto, ya que además es sumamente rico el sabor de esta bebida.

Ingredientes y preparación 

Jugo: Por cada vaso de zumo de naranja que desees tomar, coloca media cucharadita de jengibre rallado y mézclalo bien. Puedes hacerlo con ayuda de la licuadora si lo deseas, pero no es indispensable. También puedes colocar un toque de menta. Lo puedes tomar natural o frío cuando desees.

Gelatina: Otra cosa que te recomendamos es la gelatina a base de jengibre y naranja. Para ello requieres: 2 tazas de zumo de naranja, media cucharadita de jengibre rallado, y 1 sobre de gelatina sin sabor. Prepara la gelatina bajo la receta convencional, solo que el lugar de agua usaras el zumo de naranja. 

Mezclas 1 taza de zumo con la gelatina, lo llevas al fuego hasta que hierva y luego lo retiras del fuego, agregamos la otra taza de zumo, si está fría mejor, más el jengibre y lo mezclas bien. Cuando se haya enfriado lo metes al refrigerador en un molde para gelatina. Esta es una merienda ideal que no te generará remordimientos. 

jengibre para mascarillas

Jengibre y perejil

El perejil es otra planta con grandes propiedades para perder peso. Es diurética, ayuda a controlar la presión arterial, los triglicéridos, el colesterol y previene el cáncer. Por esta razón, junto al jengibre hace un trabajo más efectivo. Lo puedes tomar como té caliente o como jugo.

Ingredientes y preparación

Si vas a tomarlo caliente, puedes poner en una olla o tetera una ramita de perejil y unas 4 rodajas de jengibre por una taza de agua. Lo dejas hervir y luego reposar ante de ingerirlo. Si prefieres un jugo, pica la ramita de perejil y llévala a la licuadora junto al jengibre y el agua. En este último caso, prepáralo justo antes de tomarlo. Puedes agregar media taza de pepino troceado, para hacer más refrescante la bebida fría. También se recomienda agregar el zumo de 1 limón, sea para el té o el jugo. 

Jengibre y avena 

La avena es un cereal altamente rico en fibra, es uno de los alimentos más recomendados para las personas que padecen de problemas intestinales, pues mejora significativamente el trabajo de esta parte del cuerpo, además de que ayuda a liberar toxinas, aporta energía, controla el colesterol y la glucosa en la sangre. Jengibre y avena son perfectos aliados para perder peso. 

Ingredientes y preparación 

Tienes dos buenas alternativas: la primera, es que a la avena que preparas convencionalmente le agregues siempre una pizca de jengibre en polvo o rallado durante su cocción. La segunda, es que prepares agua de avena con jengibre. En este caso, mezclamos 2 cucharadas de avena, con media cucharada de jengibre en 1 vaso de agua tibia y lo dejas reposar por unos 20 minutos antes de tomarla. 

Jengibre en ensaladas y guisos

Como has podido notar en las recetas anteriores, el jengibre hace un muy buen equipo con diferentes plantas y otros alimentos. Como aderezo de ensalada o como especia para sazonar guisos calientes es excelente. Lo que debes tener siempre a la mano es 1 o media cucharadita de jengibre fresco rallado o en su presentación en polvo. Recuerda que fresco será más potente su efecto.

Para las ensaladas puedes usar el jengibre de tres maneras: 

  • Simplemente puedes agregarlo a la ensalada crudo
  • Puedes pasarlo por el sartén con un poco de aceite de oliva, pimienta, sal y ajo
  • También puedes hacer una vinagreta con  aceite de oliva, miel, mostaza, pimienta, sal y cualquier otro aderezo de tu agrado. 

Para los guisos, basta con que agregues la cucharadita o la mitad de esta a tus recetas, especialmente si vas a sofreír aliños previamente, o en el transcurso de la preparación. La cantidad de jengibre siempre dependerá de tu tolerancia a su picor. No olvides que cuando se somete a cocción se intensifica un poco.

Si prepararas pastas, arroces, papas, puedes agregar una pizca de jengibre al agua o luego de que estén listos le incorporamos la pizca de esta raíz rallada o en polvo. Verás como todas tus comidas serán un placer para el paladar con este toque de la gastronomía oriental y te ayudará a adelgazar, mientras te aporta otros beneficios. 

Postre sin remordimientos para adelgazar: Jengibre con yogur

Básicamente, debes contar con yogurt griego y media cucharadita de jengibre. Además puedes agregar la fruta de tu preferencia.  Es ideal para una merienda ligera. Puedes colocar un poco de miel si lo deseas. Disfrutaras de un exótico sabor sin remordimientos. 

Aplicación de jengibre sobre la piel para adelgazar

La ventaja de la mascarilla de jengibre

La ventaja de esta mascarilla de jengibre es que la puedes aplicar directamente sobre la zona que deseas reducir. Especialmente en el abdomen resulta muy efectiva, aunque suele recomendarse también para reducir la papada, los muslos, los glúteos y todo exceso de grasa. Realmente veras resultado a corto plazo.

¿Cómo preparar la mascarilla de jengibre?

Puedes encontrar muchas recetas para la preparación de mascarillas adelgazantes, pero lo fundamental es que mezcles jengibre rallado o en polvo con una crema corporal neutra. La proporción ideal es de 1 cucharada de jengibre por cada 4 ó 5 cucharadas de crema corporal. 

¿Cómo aplicar la mascarilla de jengibre?

Lo que debes hacer es previamente tomar una ducha de agua caliente o aplicar unas compresas de agua caliente en la zona donde colocaras la mascarilla (siempre teniendo cuidado para no quemarte). Esto ayudará a que los poros de tu piel se abran y absorban mejor la crema. Luego aplica una capa considerable y masajearla hasta que desaparezca. 

También puedes colocar la mascarilla y cubrir la zona con plástico para que el jengibre acelere su función termogénica. Esto fundamentalmente en la zona del abdomen. En el rostro no es necesario cubrir la mascarilla sino dejar por unos 20 minutos. La aplicación no debe ser por menos de 3 días consecutivos en la mañana y en la noche. No te excedas de la semana, deja siempre descansar tu cuerpo una semana, puedes aplicarla nuevamente a la semana siguiente.

¿Quieres tener tu propia planta de jengibre?

Si deseas cultivar tu propia planta de jengibre lo que requieres es tener la disposición para sembrar esta raíz y darle todo el cuidado y amor que necesita para que la veas en poco tiempo crecer. Así podrás tenerla a la mano bien fresca para todas tus preparaciones.  

Lo que necesitas es conocer sobre la plantación, riego, cuidado y cosecha del jengibre, y aquí te lo explicamos de forma sencilla. 

Sea que la vayas a cultivar en una maceta al interior de tu hogar, en un jardín o huerto, lo importante es que elijas un lugar donde pueda mantenerse cálida, húmeda y bajo sombra. Puedes adquirir tu primera planta en un herbario, o simplemente tomar uno de los bulbos que hayas comprado en el supermercado y prepararlo para su plantación. Lo esencial es que sea fresco. 

Implementos necesarios 

  • 1 o varios rizomas de jengibre
  • Tierra abonada, fresca
  • Una maceta con buen drenaje
  • Agua

Plantación y cuidado 

Elige una raíz con varios bulbos, colócala en la noche en agua. En la mañana retirala del agua y córtala si es muy grande. En la maceta ya preparada con tierra, pon los bulbos y hundirlos a poca profundidad con tus dedos. Riega la tierra y listo, comienza a dar todo el cuidado amoroso que requiere una planta para crecer. 

Riégala a diario pero no la empapes. En un mes veras crecer los tallos y las hojas, y de 8 a 10 meses podrás cosechar. Lo importante es que se mantenga húmeda, a una temperatura ambiental alrededor de los 20 grados. Trata de tener varias macetas o varias plantas sembradas para que en la medida que las extraigas para su uso cuentes con otras nuevas. 

Una vez que la hayas extraído la raíz de jengibre de la tierra puedes guardarla en el congelador entera picada en rodajas o troceada en cubos. Dependiendo de si la usarás con frecuencia puedes dejarla en el refrigerador. Colócala en un frasco de vidrio o en una bolsita de cierre hermético. No dejes que se humedezca porque se pudrirá rápidamente. 

Puedes dejar el rizoma de jengibre a temperatura ambiente en una cestita o cuenco si le darás uso en pocos días. También puedes deshidratarla en pequeñas porciones y luego rallar o pulverizarla con un molinillo o procesador, manual o eléctrico.